Colección Legado de Toscana

Mención especial/Diploma en la categoría de Conservación en el año 2008.

Datación de la obra: 2006- 2007.

Solicitante: Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León.

Motivo del galardón:

Por la delicada restauración de una colección completa de pintura toscana, conservada in situ desde su envío desde Florencia en 1611.

El legado de la Toscana, espléndidamente restaurado, ofrece la rara oportunidad de contemplar una colección completa de pintores italianos poco conocidos del tardorenacimiento y el primer barroco.

La reina Margarita de Austria, consorte de Felipe III, reformó el convento de las Descalzas Reales de Valladolid durante la permanencia de la corte en esta ciudad entre 1601 y 1606. Ello explica la existencia en el monasterio de una colección de pinturas italianas de extraordinaria importancia, tanto por su calidad como por las circunstancias históricas que hicieron posible su llegada al convento. Estas obras se enviaron a España en 1611 como regalo de la corte medicea a la reina, y fueron colocadas en su ubicación definitiva en 1615. Son treinta lienzos de temática religiosa que habían sido encargadas un año antes a diferentes pintores toscanos, con un programa iconográfico de diversos ciclos devocionales, historia de la Virgen, historias de la Pasión y representaciones de Santos.

La colección es un interesante ejemplo de pintura de comienzos del siglo XVII y uno de los mejores catálogos de pintura italiana de esa época conservados en España in situ. El estado de conservación era muy diverso aunque muchas obras mostraban daños y degradación, al haber estado sometidas a condiciones inadecuadas (elevadas temperaturas, manipulaciones, desmontaje y almacenamiento agresivos durante la Guerra Civil, depósitos de suciedad biológica, etc.). La intervención restauradora se centró en veinte lienzos, situados originalmente en distintos espacios del convento. Entre los nombres de los pintores están Pompeo Caccini, Giovanni Nigetti, Filippo Tarchiani, Simone Sacchettini y Francesco Curradi entre otros. Además de la restauración de los veinte lienzos y sus marcos, la actuación incluyó un proyecto museístico in situ, el montaje de una exposición itinerante por la comunidad de Castilla y León a lo largo de los dos años siguientes, y la edición de una monografía sobre la restauración y catálogo de las obras.

Otros premios en Castilla y León: