La Casería de Tomillos

Alcalá del Valle, Cádiz, Andalucía.
Premio/Medalla en la categoría de Conservación en el año 2009.

Datación de la obra: Siglo XVI.

Solicitante: Pedro Enrique Santos Buendía.

Motivo del galardón:

Por la cuidadosa restauración de esta casería del siglo XVI, llevada a cabo y financiada exclusivamente por su propietario, con el fin de devolverle su importancia original como monumento simbólico de su entorno paisajístico.

Para la restauración, los albañiles locales hubieron de aprender técnicas tradicionales de construcción y adquirieron conciencia sobre la riqueza del legado histórico que les rodea.

En 1998, John Byrne adquirió una finca en Alcalá del Valle que estaba abandonada, se utilizaba como pocilga y gallinero, y había sido expoliada. Las pocas dependencias habitables las utilizaban trabajadores y familias que vivían precariamente. Sin embargo, bajo paredes mal encaladas y casi derruidas se adivinaba un excelente edificio histórico andaluz. Tras la compra, se procedió a la limpieza del solar y el levantamiento de planos. Se efectuó una búsqueda de documentación y se estudiaron los hallazgos descubiertos en las obras. Se contrató a una empresa local por expreso deseo del señor Byrne. Por ello fue necesario concienciar a los trabajadores de la importancia de la rehabilitación y formarlos técnicamente en métodos constructivos tradicionales.

Originalmente, la finca fortificada era una construcción del siglo XVI, situada en una zona reconquistada en la Guerra de Granada y ampliada durante el siglo XVIII. Se levanta en una colina situada entre la Serranía de Ronda y la campiña gaditana, paso casi obligado y con ocupación humana desde la prehistoria. La edificación alcanza una superficie construida de 2500 m2 ocupando un suelo de 3500 m2. Tiene forma rectangular alargada en sentido este-oeste y se organiza en torno a dos patios casi cuadrangulares. El más occidental es el primitivo y principal y todas las estancias relevantes se distribuyen a su alrededor. El segundo se encuentra rodeado por construcciones inacabadas. El proyecto se desarrolló entre 1999 y 2008, financiado en su totalidad por el Señor Byrne, sin ninguna ayuda oficial. El resultado es un magnífico edificio que ha recuperado todo su valor y que enriquece el patrimonio cultural y arquitectónico de Alcalá del Valle.

Otros premios en Andalucía: