Molino Tonita. Memoria industrial, cultural y gastronómica

Mención especial/Diploma en la categoría de Conservación en el año 2020.

Solicitante: Francisco Sola Sánchez.

Motivo del galardón:

El Jurado apreció la forma en que el proyecto unió la conservación de un antiguo molino con el comercio histórico y las experiencias culinarias.

Amén de la restauración integral del molino y de su revitalización como restaurante, el proyecto también ha incluido la digitalización de un archivo histórico de marcas de pimentón murcianas.

El molino de Tonita fue construido en el barrio murciano del Espinardo en 1926, época dorada del pimentón murciano, cuando esta región era líder mundial de producción. Las ñoras, de las que se extrae el pimentón, fueron introducidas en el siglo XVI desde las colonias americanas por la orden de los Jesuitas, asentada en el vecino monasterio de los Jerónimos. El molino fue adquirido en 2001 para evitar su demolición, y consolidó su estructura en 2004. Tres años después se restauró la fachada, con la eliminación de elementos añadidos. Para 2012 la maquinaria había sido recuperada y empezaba su uso gastronómico. En la actualidad, esta iniciativa completamente privada ha logrado salvar el último molino de pimentón murciano existente.

Otros premios en Región de Murcia: