Rehabilitación de la Casa Botines de Antonio Gaudí

Mención especial/Diploma en la categoría de Conservación en el año 1998.

Datación de la obra: 1892.

Solicitante: Caja España de Inversiones.

Motivo del galardón:

Por su recuperación mediante un programa de rehabilitación y acondicionamiento que rescató los planteamientos originales y estéticos proyectados por Gaudí.

Limpieza de la fachada, saneamiento general y reconversión de los desvanes en amplia sala de juntas son algunas de las intervenciones en una de las pocas obras del arquitecto español más universal fuera de Cataluña.

La provincia de León tiene el singular privilegio de contar con dos obras firmadas por Antoni Gaudí, el arquitecto español más universal. La primera es el palacio episcopal de Astorga y la segunda, y construida más tarde, es la casa de los Botines, en León capital. La casa de los Botines se pensó como establecimiento comercial con viviendas en los pisos superiores. Gaudí se inspiró en el lenguaje gótico, apreciable en las torres, en las tracerías de las ventanas inferiores y en la escultura de San Jorge y el dragón que pende sobre el portal de entrada. La decisión de la última restauración respondió al deseo de recuperar la pureza del palacio original, suprimiendo las sucesivas reformas y adaptaciones. Junto a la limpieza de la piedra y al saneamiento general del edificio, se ha habilitado un amplio espacio como sala de juntas de la entidad propietaria, en el lugar que una vez ocuparon la vivienda del portero y los desvanes.

Otros premios en Castilla y León: