Restauración de la Torre de don Beltrán de la Cueva

Queveda, Cantabria, Cantabria.
Mención especial/Diploma en la categoría de Conservación en el año 1978.

Datación de la obra: Siglo XVI.

Solicitante: José Miguel Merino de Cáceres.

Motivo del galardón:

El jurado valoró no sólo la restauración misma del edificio, sino su readaptación como bien patrimonial para la vida actual, en este caso como Museo Solana.

La torre de Beltrán de la Cueva es un claro ejemplo de integración de arquitectura vernácula montañesa en una soberbia torre de defensa de principios de la Edad Moderna.

Este singular edificio de finales del siglo XV, conocido también como Torre de la Beltraneja, recibe este nombre de su más destacada huésped, Juana la Beltraneja, hija del rey de Castilla Enrique IV. Se cree que la torre fue construida por don Beltrán de la Cueva, valido del rey, y supuesto padre natural de doña Juana.

El edificio presenta una sección defensiva, la torre de sillería, donde destaca el blasón con las armas del linaje de la Cueva, y otra residencial, añadida en el siglo XVII, con las características propias de la arquitectura montañesa. Entre estas destaca el balcón corredor o solana, orientado a mediodía, y la socarreña o cobertizo para los aperos de labranza.

Otros premios en Cantabria: