Restauración del palacio de Monterrey

Mención especial/Diploma en la categoría de Conservación en el año 1985.

Datación de la obra: 1539.

Solicitante: Duques de Alba.

Motivo del galardón:

Por las cuidadosas obras de rehabilitación de las fachadas y cubiertas del palacio.

El de Monterrey, paradigma del palacio renacentista español, sufría un grave deterioro de su decoración escultórica debido a la elevada porosidad de la piedra salmantina de Villamayor.

El de Monterrey es uno de los prototipos de palacio renacentista español. Aunque concebido por Gil de Ontañón y fray Martín de Santiago como un cuadrilátero con torreones en cada esquina, sólo se terminó una cuarta parte, correspondiente a una de las alas que cierra el patio central. Para las fachadas se empleó piedra autóctona de Villamayor, arenisca de color dorado y fácil labra, pero poco resistente a las alteraciones atmosféricas. Como consecuencia de ello, la decoración renacentista de sus fachadas, escudos, relieves, gárgolas, cresterías y molduras, se había ido descomponiendo a lo largo de los siglos.

La Fundación Casa de Aba, propietaria del edificio, comenzó las tareas de recuperación en 1984, consistentes en el saneamiento e impermeabilización de las cubiertas, limpieza y consolidación de los elementos escultóricos y la reposición de piezas desaparecidas mediante la reproducción de moldes.

Otros premios en Castilla y León: